En qué consiste la reducción interproximal y cuándo es necesaria

Este procedimiento, también conocido como stripping o IPR, debe realizarse en ciertos casos durante el tratamiento ortodóncico y consiste en reducir el ancho de alguna pieza dental a través de la eliminación parcial de esmalte, manteniendo la forma natural del diente, con el objetivo de ganar espacio entre piezas dentales para separarlas.

Esta reducción, que en la actualidad se realiza a través de un utensilio “similar” a la seda dental, debería ocurrir de forma natural en los dientes. Esto es, los hábitos alimenticios de nuestros antepasados propiciaban un desgaste que, ahora, tras años de evolución no ocurre. Sin embargo, la reducción interproximal continúa siendo necesaria para mantener el espacio entre dientes y una correcta alineación.

El stripping evita que, con el paso de los años, los adultos sufran de apiñamiento dental o problemas derivados de la falta de dicho desgaste y es una técnica segura que busca emular el desgaste que se obtendría de forma natural si nuestros hábitos a la hora de alimentarnos no hubieran cambiado.

Stripping en ortodoncia

Esta técnica puede ser empleada para el contorneo de superficies dentales o como tratamiento de apoyo en procedimientos ortodóncicos y de restauración dental. En comparación con un tratamiento de extracciones, la IPR puede reducir hasta en 8 meses la duración del tratamiento. Realizar este procedimiento de forma óptima es complejo, pero es un requisito clave para el éxito del tratamiento con Invisalign.

Ventajas de la reducción interproximal

Este procedimiento se puede realizar en ambas arcadas y además de aliviar apiñamientos leves y moderados, promueve una mayor estabilidad de la posición dentaria en comparación con los procedimientos de expansión, posibilita mantener las dimensiones transversales, controla la inclinación de los dientes anteriores y la distancia intercanina, y en general, reduce el tiempo de tratamiento.

¿Cuándo realizar la reducción interproximal?

El stripping puede realizarse una vez fijado el plan de tratamiento y recibidos los alineadores o antes de tomar las impresiones y enviar el caso a Align. En el primer caso puede planificarse la cantidad y momento de realización con la ayuda de ClinCheck (software de Align).

Como inconveniente, pueden presentarse dificultades en el tratamiento si la cantidad o momento de realización de la IPR no son los óptimos. Un problema común es la aparición de apiñamiento residual en las fases finales debido a una insuficiente IPR. No obstante, puede evitarse llevando a cabo la reducción interproximal antes de la toma de impresiones.

Como contrapartida, puede que los datos proporcionados por ClinCheck no se ajusten al procedimiento realizado, en cualquier caso, siempre que se realice el stripping antes de la toma de impresiones, se requerirá de un retenedor de uso nocturno con el objetivo de mantener el espacio creado hasta que se reciban los alineadores.

¿Cuándo NO es recomendable una IPR?

El Stripping es una técnica que requiere de una evaluación bien fundamentada de cada caso en particular: discrepancias dentarias o apiñamientos, diagnóstico radiográfico para conocer la posición radicular, determinar la convexidad, superficies proximales, ancho del esmalte, así como valorar la salud periodontal.

En aquellos casos de gingivitis generalizada, enfermedad periodontal o higiene oral deficiente, no se recomienda la IPR (en ausencia de contraindicación específica), ya que existe la posibilidad de que pueda deteriorar o dañar los tejidos e incrementar el riesgo de descalcificaciones y caries.

En el caso de malposiciones dentarias que imposibiliten la realización de una reducción interproximal adecuada, puede llevarse a cabo en primer lugar (en función del diagnóstico) una proinclinación de los dientes; una vez alineados (pero vestibulizados), realizar el IPR, para posteriormente retroinclinar y desplazarlos a su posición final.

Cabe destacar que no existe evidencia científica de que la reducción del esmalte interproximal, con respecto a los límites biológicos reconocidos y en situaciones adecuadas, pueda afectar al diente, tejido gingival, adherencia epitelial o nivel de hueso alveolar.

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba
¡Qué bien tenerte por aquí! Comentarte que esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.