Kit de ortodoncia: productos básicos que no te pueden faltar si llevas aparatos

Comenzar un tratamiento de ortodoncia, ya sea con brackets o mediante ortodoncia con férulas transparentes, implica algunos cambios en los hábitos de higiene y alimentación. Junto a las características de cada método para la alineación de la dentadura, estos dos aspectos también van a resultar esenciales para que el tratamiento sea un éxito. Un kit de ortodoncia pondrá solución a todas esas necesidades especiales.

Diferencias entre aparatología fija y aparatología removible

La mala alineación de la dentadura se corrige mediante el empleo de ortodoncias. Una ortodoncia no es más que un instrumento de trabajo que a través de diferentes mecanismos posibilita el distanciamiento o acercamiento de las piezas dentales para que cada una ocupe una posición correcta.

Al contrario de lo que sucede con otros tratamientos habituales en consulta como el curetaje dental, el empaste de caries o las limpiezas rutinarias, la ortodoncia no es un método de resultados inmediatos sino que requiere de un proceso. Ese tiempo de espera entre el inicio de los tratamientos puede demorar entre 6 y 24 meses, en función de las particularidades de la boca de cada paciente.

Además, el tratamiento puede realizarse de dos formas: con aparatología fija o con aparatología removible. La primera corresponde a los tradicionales brackets, esas diminutas piezas metálicas o cerámicas que van adheridas a cada diente por separado y unidas en conjunto por una suerte de alambre.

Aparatología fija

El segundo tiene como protagonista a la ortodoncia con férulas transparentes. Esta alternativa de aparatología removible se asemeja a una funda transparente hecha a la medida de cada dentadura. Se cambia de manera periódica en función de cómo se vayan desplazando los dientes a su posición correcta.

Son dos sistemas de corrección muy diferentes, a pesar de que persiguen un mismo fin, y también presentan algunas similitudes en cuanto a las necesidades de higiene específicas. Aunque las ortodoncias removibles tienen la ventaja de que puedes comer sin ellas y lavarte los dientes con normalidad, en tanto que debes llevarlas puestas un mínimo de 22 horas al día, es importante que extremes la higiene siguiendo las mismas pautas que si llevaras ortodoncias fijas.

Por este motivo, la mayoría de los consejos que te ofrecemos en este artículo son válidos para ambas alternativas.

¿Qué productos no pueden faltar en tu kit de ortodoncia?

Nos referimos a los kits de ortodoncia como a un conjunto de productos e instrumentos que te facilitan la higiene de la boca durante el tiempo que dura tu tratamiento con aparatología dental.

En algunos casos, estos kits se pueden adquirir ya configurados y presentados en una práctica cajita o neceser que puedes llevar siempre contigo. Sin embargo, también tienes la posibilidad de diseñar tu propio kit de ortodoncia con las marcas y productos te resulten más convenientes, siempre que tengas en cuenta que en esta selección no pueden faltar:

  1. Cepillos interdentales: son pequeños cepillos de cabezal alargado y estrecho que, como indica su nombre, se emplean para la limpieza entre los dientes. En el caso de que lleves una ortodoncia fija te vendrán fenomenal para eliminar los restos de comida que se quedan atrapados entre los brackets. Esos restos no solo afean tu sonrisa desde un punto de vista estético sino que además pueden comprometer la salud de tus dientes. Con la ortodoncia removible no existe este problema ya que no se emplea ningún elemento fijo sobre la dentadura.
  2. Hilo dental: necesario en la higiene bucal habitual e imprescindible en tratamientos de ortodoncia. Junto a los cepillos interdentales es la mejor manera de deshacerse de la suciedad acumulada entre los dientes. En el caso de los aparatos removibles es más sencillo porque basta con emplear la técnica habitual. Si llevas brackets hay que ser algo más cuidadosos. El hilo dental debe pasar por debajo del arco (el alambre que conecta los brackets) y desde allí realizar la limpieza interproximal (entre dientes y hacia la encía) sin ejercer demasiada presión. En pacientes con ortodoncia se recomienda el hilo dental superfloss.
  3. Enhebradores: el uso del hilo o seda dental con ortodoncia resulta mucho más sencillo y seguro si empleas estos prácticos accesorios. Un enhebrador es un filamento de nylon con punta semirrígida por el que se introduce el hilo dental para a su vez deslizarlo por detrás del arco de tu ortodoncia fija. En esencia, funcionan igual que los enhebradores de hilo para coser y te facilitan ese paso, en ocasiones complicado.
  4. Cepillo de ortodoncia: son cepillos de perfil en forma de V con los que resulta más sencilla la limpieza de dientes y encías en los casos en los que se lleva ortodoncia fija. La flexibilidad del cabezal y la dureza media o suave de los filamentos permite un trabajo más preciso y seguro sobre brackets, resortes y ligaduras.
  5. Colutorio: los colutorios y enjuagues bucales son una estupenda manera de completar el cepillado de dientes. Muchas marcas comercializan estos productos en formato de viaje, lo que resulta muy conveniente para tener tu kit de ortodoncia al completo y llevarlo siempre contigo. Estos productos proporcionan una protección extra contra gérmenes y bacterias y vienen muy bien como solución rápida cuando no tienes la opción de lavarte los dientes.
  6. Cera dental: los primeros días con ortodoncias, sobre todo si se trata de brackets, pueden provocar la aparición de pequeñas heridas en la boca. La ortodoncia removible se ajusta perfectamente a la morfología de la dentadura y no es habitual que genere este tipo de problemas, en cambio, las aftas y pequeñas heridas sí son bastante comunes entre pacientes con brackets. Por suerte, hay una solución rápida y sencilla: las barritas de cera dental. Es un producto que se aplica directamente sobre el aparato en aquellas zonas en las que notas que hay fricción. Gracias a ello se evita el roce con la cara interior de labios y mejillas y, en consecuencia, la aparición de heridas o llagas.

kit de ortodoncia

Otros complementos interesantes para la higiene bucal con ortodoncias

A excepción de los enhebradores y los cepillos especiales, el resto de productos indispensables en un kit de ortodoncia se pueden emplear también en la higiene rutinaria de cualquier boca. Ningún hábito de higiene resulta contraproducente y, así como es recomendable tener siempre a mano un kit de ortodoncia, también es muy útil disponer de un set de limpieza para el trabajo, las comidas fuera de casa y las vacaciones, lleves o no aparatos.

Pero aún puedes hacer algo más por la correcta limpieza de tus dientes: recurrir a los irrigadores bucales. Estos aparatos expulsan agua a presión a través de un fino orificio que permite trabajar con precisión en las áreas menos accesibles de la boca o de la ortodoncia así como en la línea de las encías.

Un irrigador dental no es un sustituto del cepillado sino un complemento. Puedes llenar el depósito solo con agua o añadir un chorrito del colutorio que empleas habitualmente. Otra de las ventajas es que ya puedes encontrar irrigadores dentales en formato de viaje, con un depósito más pequeño, baterías recargables y dimensiones reducidas.

Un tratamiento de ortodoncia es un compromiso con tu salud bucodental. Los buenos resultados de la aparatología fija y de otras opciones removibles como la ortodoncia Invisalign dependen en gran medida de la disciplina y de los buenos hábitos de higiene y alimentación con los que afrontes este proceso. Tener siempre a mano un kit de ortodoncia te facilita mucho las cosas y te ayuda a garantizar la limpieza y la salud de tus dientes mientras avanzas hacia el objetivo final: tu sonrisa perfecta.

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba
¡Qué bien tenerte por aquí! Comentarte que esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.