Visagismo dental o cómo rejuvenecer tu sonrisa

Uno de los rasgos más característicos de la expresión facial es la sonrisa. A través de ella, no solo transmitimos emociones sino que reflejamos algunos aspectos de nuestra personalidad. Al menos, eso es lo que considera la morfopsicología, que es la pseudociencia sobre la que se sustentan las técnicas de visagismo dental: una forma de abordar el diseño de la sonrisa que va más allá de lo estético.

¿Qué es el visagismo dental?

¿Sabías que la personalización de la sonrisa se practica ya desde las civilizaciones antiguas? Técnicas como la mutilación dentaria o el tallado y la tinción de los dientes fueron empleadas por culturas milenarias en ritos iniciáticos, como indicadores tribales o como distintivos socioeconómicos.

En cierto modo, y aunque ahora se emplean técnicas más modernas y, desde luego, mucho menos dolorosas, el visagismo dental guarda cierta relación con la esencia de esas prácticas. Consiste en la concepción de la sonrisa como algo más que un rasgo estético. Desde la perspectiva del visagismo, el equipo que forman labios y dientes tiene el objetivo de comunicar.

Para cumplir de forma eficiente con esta función, es necesario que exista armonía entre la personalidad del paciente y las características del diseño de su sonrisa. Desde este punto de vista, podría decirse que el visagismo es un arte odontológico en el que entran en juego otras disciplinas como la psicología, la sociología y la antropología.

Esta pseudociencia tiene seguidores y detractores. ¿Hasta qué punto existe relación entre la posición/forma de los dientes y la personalidad? Lo que parece evidente, en cualquier caso, es que la sonrisa no es solo un rasgo casual. Es una excelente herramienta de comunicación no verbal a la que podemos sacarle mucho partido.

Visagismo dental

La imagen personal a través de la sonrisa

Los defensores del visagismo en odontología son de la opinión de que el diseño de la sonrisa se puede adaptar a las emociones que quiera transmitir cada paciente. La salud, la belleza y la armonía de la dentadura son aspectos fundamentales en este diseño, pero lo más importante para esta disciplina está en el trasfondo: la forma de los dientes define la personalidad.

¿Cómo es la imagen personal que proyecta tu sonrisa?

Ya hemos insistido en que la sonrisa aporta una información extra a la forma que tenemos de comunicarnos. Lo que resulta llamativo es que existan alternativas médicas que supuestamente permiten modificar ciertos rasgos para adaptarlos al mensaje que el paciente quiere transmitir. ¿Qué criterios se siguen para interpretar la información emocional y psicológica que parecen esconder la posición y las dimensiones de los dientes?

El concepto de visagismo deriva del término francés visage, que en español quiere decir rostro. Se emplea con frecuencia en el ámbito de la peluquería y el maquillaje con el objetivo de encontrar el equilibrio entre las formas y los volúmenes del rostro. Para ello se recurre a mediciones basadas en estudios estéticos procedentes del ámbito de las Bellas Artes.

Sin embargo, el visagismo aplicado a la odontología pretende ir más allá de la morfología o la proporción de los dientes. Es ahondar en su apariencia para definir las variables intangibles que definen la personalidad.

Morfopsicología del visagismo dental

La arcada superior de la dentadura es la que más peso tiene en el mensaje no verbal que transmite la sonrisa. Según la morfopsicología del visagismo en odontología, existen 4 tipos de expresión en función de la posición que ocupan los dientes en esta arcada. Cada uno de ellos se corresponde con los denominados 4 temperamentos del ser humano desarrollados por Galeno en el siglo II d. de C., e inspirados en las teorías de Hipócrates en el siglo IV a. de C.

  1. Arcada oval: en este tipo de sonrisa los incisivos laterales son ligeramente más pequeños que los incisivos centrales y los caninos. Según las teorías de Hipócrates y Galeno adoptadas por el visagismo, esta es la posición melancólica, asociada a personalidades sensibles, artísticas, perfeccionistas y un tanto reservadas.
  2. Arcada triangular: es la morfología característica asociada al temperamento sanguíneo. La posición de los dientes, que avanzan desde los incisivos centrales hacia los molares en forma de V abierta, transmite dinamismo, impulsividad, extroversión y entusiasmo.
  3. Arcada rectangular: las dentaduras de posición triangular se caracterizan por una ubicación perfectamente simétrica de cada pieza dental en la horizontal de la arcada. Se relaciona al tercer tipo de temperamento, el colérico, que no es sino la manifestación de una personalidad apasionada, intensa, explosiva y emprendedora.
  4. Arcada cuadrada: en este tipo de arcadas los dientes aparecen alineados por la parte inferior sin que se produzcan grandes diferencias en la línea que dibujan la base de los incisivos centrales, los laterales y los caninos. Corresponde al temperamento flemático, el de las personas objetivas, tranquilas, confiables y pragmáticas.

¿Cómo aplicar el visagismo en odontología?

La corriente visagista, en cualquiera de sus manifestaciones (maquillaje, peluquería, cirugía plástica…) parte de un estudio detallado de la morfología del rostro. En el caso de la odontología, este análisis prestará especial atención a los dientes. No solo se busca un tipo de alineación, sino aquella que se ajusta a las características de personalidad del paciente. Es la búsqueda de la armonía en un plano superior.

El concepto de visagismo es solo la parte teórica. En la práctica, para obtener esa armonía de los dientes asociada a tipos de personalidad se aplican técnicas de odontología estética y reparadora ampliamente conocidas. Carillas, implantes, ortodoncias… Son los mismos recursos utilizados en cualquier diseño de la sonrisa, con la particularidad de que en este caso se tienen en cuenta aspectos de tipo psicológico y emocional.

Una de las herramientas que más se emplea en la definición de la sonrisa desde este punto de vista es el estudio de las líneas faciales Quienes defienden el visagismo como una corriente estética que conecta con lo emocional, también son defensores de la armonía del rostro y su vinculación a ciertos rasgos de personalidad.

  • Rostro oval: personalidades perfeccionistas, reservadas y algo tímidas.
  • Rostro triangular: personalidades dinámicas e impulsivas, con gran capacidad para la comunicación.
  • Rostro cuadrado/rectangular: personalidades místicas, pacíficas y emprendedoras.

Es un esquema bastante similar al de la forma de los dientes. El visagismo aplicado a la odontología intenta encontrar el equilibrio entre ambos.

Sonrisa define personalidad visagismo

¿Qué validez científica tiene el visagismo dental?

El visagismo dental se sustenta sobre una base poco contrastada de hipótesis y suposiciones sin verdadera consistencia científica. No hay estudios que acrediten la validez de estos procedimientos más allá del hecho de que la armonía de la dentadura guarda relación con ciertos patrones de belleza.

Desde una perspectiva estrictamente profesional, parece poco probable que el diseño de la sonrisa pueda incluir los rasgos de personalidad del paciente. Aceptar la validez de estas técnicas sin más justificación que los símbolos arquetípicos propuestos por Hipócrates y Galeno es crear unas expectativas que no se corresponden con la realidad.

Así como el concepto de visagismo aplicado a la odontología es algo etéreo y sujeto a interpretación, la salud y el buen aspecto de tus dientes se sustenta en hechos. Si quieres conseguir unos resultados óptimos en estética dental, ponte en manos de los profesionales que saben cuidar de tu sonrisa de forma realista y contrastada.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba