Todo lo que debes hacer para cuidar y mimar tus labios

Con frecuencia centramos toda la atención en la cavidad bucal y en la higiene de los dientes, las encías y la lengua. Pero los labios, también hay que cuidarlos. Sobre todo durante el verano y el invierno, cuando se producen los cambios de temperatura más bruscos, es frecuente que la piel se resienta y que puedan surgir algunos problemas. Estos consejos para el cuidado labial te ayudarán a mantener una sonrisa perfecta.

Anatomía y funciones de los labios

Los labios son la puerta de entrada a la cavidad bucal y están presentes en la mayoría de los mamíferos. Sin embargo, el ser humano es el único animal que presenta unos labios sobresalientes y expuestos.

No es casualidad.

Los labios no solo ayudan a lucir una sonrisa más atractiva, sino que son los responsables de muchas de nuestras actividades cotidianas:

  • Reflejo de supervivencia: todos nacemos con el denominado “reflejo primitivo” o “reflejo de supervivencia”. Esta información existente en nuestra genética es la que nos permite succionar sin necesidad de aprendizaje previo. De este modo se explica por qué el contacto de cualquier estímulo externo con los labios de un recién nacido activa el reflejo de succión propio de la alimentación de los mamíferos en los primeros años de vida.
  • Deglución: ya superada la etapa de la lactancia, los labios siguen teniendo un papel importante en la alimentación humana. Durante la deglución, los labios se encargan del sellado de la cavidad bucal para que resulte más sencillo tragar los alimentos. Junto a la musculatura de las mejillas, también contribuyen a la masticación.
  • Habla: los labios controlan la entrada y salida de aire en la boca y son capaces de adoptar diferentes posiciones. La combinación de estas dos capacidades tiene como resultado la articulación de determinados sonidos que son la base de la comunicación oral.
  • Otras formas de comunicación: la posición de los labios está asociada a las emociones. A través de la expresión facial es posible transmitir felicidad, tristeza, miedo… En este sentido, los labios también se emplean para otro tipo de comunicación más íntima como son los besos. En esta parte del cuerpo se acumulan infinidad de terminaciones nerviosas, motivo por el que se trata de una parte especialmente sensible de la piel.

Cuidado y protección labial

¿Por qué es tan importante el cuidado de los labios?

La piel de los labios es muy fina y sensible si se compara con la de otras zonas del cuerpo. Factores externos como el sol o las bajas temperaturas, e internos como la carencia de ciertas vitaminas y minerales, aceleran su deterioro. Al tratarse de una parte del cuerpo tan expuesta, los efectos negativos de la pérdida de hidratación, volumen y tersura se aprecian a simple vista.

Unos labios agrietados y resecos no solo afean la sonrisa y la expresión del rostro sino que, en ocasiones, se pueden transformar en una puerta abierta a las infecciones y a molestias que pueden repercutir de forma negativa en el habla y la alimentación.

Consejos para el cuidado de los labios

Por las características de la piel de los labios y su constante exposición a los factores ambientales, la humedad de estos se evapora con rapidez. Lamerlos con la lengua solo contribuye a agravar la situación.

La saliva es agua mezclada con enzimas digestivas que pueden llegar a ser irritantes. El efecto que se consigue al humedecer los labios con la lengua es contrario al deseado: no solo los reseca aún más sino que puede contribuir a la queilitis, es decir, a su inflamación.

Con el fin de evitar la deshidratación, descamación y fisura de la piel de los labios es necesario proporcionarles un tratamiento mucho más específico, tanto al aire libre como en espacios cerrados. Tan agresivo puede resultar el sol de mediodía como la sequedad que producen los aparatos de climatización, algunos productos de cosmética o el humo de un cigarrillo, factores que no guardan relación con estar o no fuera de casa.

La protección de los labios debería ser una rutina más de la higiene bucodental, como lavarse los dientes o usar hilo dental. No en vano, los labios son la puerta de entrada a la cavidad bucal así como un elemento clave en el atractivo de la sonrisa.

Unas buenas pautas para cuidar de los labios a diario incluyen:

  1. Hidratación: los bálsamos labiales crean una película protectora sobre la piel, que actúa como barrera frente a las temperaturas muy frías o muy cálidas. La hidratación interna, esto es, el beber agua abundante a lo largo del día hará que los niveles hídricos de tus labios se mantengan estables.
  2. Evitar los malos hábitos: lamerse los labios con frecuencia es un tic bastante habitual sobre todo en aquellas personas con mayor tendencia a que se les sequen. Como todos los tics, puede resultar complicado dejar de hacerlo. Mientras tanto, conviene aplicar bálsamos o cacao con mayor asiduidad para contrarrestar el efecto secante de la saliva. Evitar el uso excesivo del aire acondicionado o la calefacción alta no solo contribuye a tener un planeta más sostenible sino a cuidar de tus labios y tener una sonrisa bonita.
  3. Protección solar: tanto en verano como en invierno, no salgas de casa sin proteger los labios de los rayos UVA y UVB. Esta radiación afecta en mayor medida a las pieles más sensibles, como es el caso de esta zona de tu rostro. Las capas de piel de los labios son tan finas que hacen que estos sean más susceptibles a las quemaduras solares.

Los principales ingredientes para el cuidado de los labios

En el mercado encuentras una extensa lista de productos de cosmética destinados a cuidar de tus labios de forma rutinaria. Aunque todos tienen como objetivo mantener la piel hidratada, cada ingrediente ofrece unos beneficios particulares:

  • Sucralfato: es un principio activo que acelera los procesos de cicatrización.
  • Lanolina: es un extracto útil para aumentar la adherencia y el brillo.
  • Pantenol, tocoferol y ácido ascórbico: son vitaminas con un alto potencial regenerativo del epitelio de los labios.
  • Ceras: son aceites hidrogenados de origen vegetal que aportan solidez al producto y mantienen durante más tiempo la barrera de protección.
  • Manteca de cacao: es la principal base emoliente que se emplea en la elaboración de bálsamos labiales, de textura untuosa y efecto duradero.

Cuidar tus labios

Algunas curiosidades sobre los labios

Un rasgo de identidad

Los labios son una parte fundamental en la armonía del rostro, pero si te decimos que son únicos no es solo una forma de hablar. Del mismo modo que las huellas dactilares, los labios presentan una estructura particular en cada individuo. De hecho, existe una técnica médica denominada queiloscopia que se emplea en la investigación forense para la identificación de personas.

Volumen variable

El grosor de los labios está relacionado con la cantidad de colágeno. A medida que pasa el tiempo, el colágeno de la piel se va perdiendo. Por eso las personas de edad avanzada tienen los labios menos voluminosos y redondeados.

Color más llamativo

Si los labios tienen esa atractiva coloración rosada es por una cuestión de piel. Frente a las numerosas capas de piel que tenemos en el resto del cuerpo, en los labios esta protección es menor. Esto hace que se muestre el color de la sangre que hay en los vasos capilares bajo la piel. Precisamente por este motivo, el color de los labios sirve como señal de alerta frente a algunos problemas de salud. Por ejemplo, cuando los labios se tornan azulados es porque se está produciendo un descenso importante de los niveles de oxígeno en sangre.

Sin glándulas sudoríparas

El principal motivo por el que los labios se resecan es porque este segmento de piel carece de glándulas sudoríparas. Estas glándulas, aparte de regular la temperatura corporal, se encargan de mantener la piel hidratada. En ausencia de ellas, la piel se reseca y se agrieta con mayor facilidad.

Si detrás de una sonrisa perfecta hay una dentadura bien cuidada, delante hay unos labios saludables. Introduce estos consejos en tus prácticas de higiene bucodental diaria y consigue unos labios suaves e hidratados.

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba