Protocolo de higiene en la clínica dental: la seguridad es lo primero

En todas las instalaciones sanitarias, incluida la consulta del dentista, existen riesgos de contaminación cruzada. Esta expresión se refiere a la posibilidad de que algunos microorganismos puedan trasladarse entre pacientes y profesionales, bien de forma directa, bien a través del instrumental empleado. En la práctica diaria este riesgo es casi inexistente. Para tener todo bajo control se emplean unos estrictos protocolos de desinfección y esterilización instrumental que garantizan la máxima seguridad en la consulta.

Clasificación del instrumental clínico en función del grado de riesgo

Incluso aunque no se trate de una intervención compleja, en odontología se emplean infinidad de instrumentos para la exploración y el estudio de la boca. Los materiales empleados no siempre son desechables, sino que se utilizan en reiteradas ocasiones después de pasar por un exhaustivo proceso de higienización.

Tampoco todos los instrumentos representan un mismo nivel de riesgo. Por este motivo, el material sanitario que ha sido usado se coloca en un lugar especial una vez finalizada la consulta y se prepara para su esterilización teniendo en cuenta esta clasificación:

  1. Materiales críticos: son aquellos instrumentos, sobre todo quirúrgicos, que durante su uso penetran en los tejidos duros o blandos de la cavidad bucal. Es ese nivel de contacto con las zonas más profundas de la boca el que hace que sean unos materiales con un alto riesgo de contaminación.
  2. Materiales semicríticos: en este caso los instrumentos no penetran las mucosas de la boca, pero sí están en contacto con otras sustancias como la saliva o la sangre en la que puede haber presencia de microrganismos infectados. Son herramientas básicas para la colocación de ortodoncias, la revisión de la boca o el ajuste de las prótesis. El riesgo se elimina con la esterilización después de cada uso.
  3. Materiales no críticos: en equipos e instrumentos como el sillón, la lámpara de luz, las mangueras o los interruptores, el riesgo de contaminación es muy bajo. No obstante, y sobre todo a raíz de la crisis sanitaria generada por la Covid-19, la desinfección de estas superficies forma parte importante de los protocolos de limpieza en consulta.

desinfección dentista

¿En qué se diferencia la desinfección de la esterilización?

Los protocolos de higiene en la clínica siempre se refieren a dos aspectos: la desinfección y la esterilización. Ambos procesos se emplean para la eliminación de microorganismos en la superficie de los objetos, pero no actúan de la misma manera.

La esterilización se emplea en las limpiezas profundas, aquellas en las que se debe eliminar cualquier forma de vida microbiana. Su efectividad es absoluta: tras la esterilización del instrumental no queda rastro de ningún riesgo potencial, ni siquiera de microbios tan resistentes como el tétanos o las esporas.

Por su parte, la desinfección no es un procedimiento así de absoluto, aunque es cierto que el riesgo de contaminación se reduce al mínimo. La desinfección en consulta permite eliminar microorganismos patógenos y no patógenos de un modo muy efectivo.

Niveles de limpieza adaptados a las necesidades de cada tipo de material

Los protocolos de higiene de una clínica dental se definen por dos rasgos característicos:

  1. La rutina de limpieza: el momento y la frecuencia con la que se debe llevar a cabo el proceso de higienización.
  2. El tipo de procedimiento: la pauta a aplicar en función del nivel de riesgo al que se expone cada material o superficie.

En relación a este último punto, hay que incidir en las diferencias existentes entre desinfección de la consulta y esterilización del instrumental. La primera pauta se emplea en los materiales no críticos y se distinguen tres niveles:

  • Nivel bajo de desinfección: actúa contra las formas vegetativas de bacterias y hongos, pero no es capaz de acabar con los gérmenes y esporas más persistentes. Se realiza con una solución del alcohol al 70% y otros compuestos fenolíticos.
  • Nivel medio de desinfección: es una limpieza con alcohol isopropílico o etílico, capaz de eliminar algunos microorganismos algo más resistentes.
  • Nivel alto de desinfección: las fórmulas de desinfección más completas, aquellas que no dejan ni rastro de virus y bacterias, suelen emplear en su base de composición el glutaraldehído al 25%.

En cuanto a la asepsia o esterilización del instrumental, el proceso se realiza siempre de forma muy similar:

  • Prelavado con agua de los materiales para eliminar restos orgánicos empleando guantes, delantal plástico y protección. Se debe prestar especial atención a la manipulación de los objetos cortantes o punzantes.
  • Colocación de los instrumentos en una cubeta durante 3 min, sumergidos en una solución detergente especial con agentes enzimáticos. Cepillado suave, sin materiales erosivos. Para evitar salpicaduras, el cepillado se realiza bajo el agua.
  • Traslado de todo el material a la zona especial de lavado. Los objetos se colocan en una cubeta de ultrasonidos cuyo contenido se encuentra a 45ºC. La solución de lavado de la cubeta se reemplaza cada cierto tiempo. El lavado ultrasónico no es apto para materiales plásticos, cromados, ópticos o con espejos.
  • Enjuagado y secado del instrumental, con aire o con papel.
  • Clasificación del instrumental por categorías y colocación en grupos para su embolsado conjunto con una tira de control químico interior y exterior.
  • Etiquetado de las bolsas especificando el modo de esterilización, la fecha y la caducidad.
  • Comienzo del ciclo de esterilización adaptado a cada tipo de carga. La esterilización se realiza en unas máquinas denominadas autoclave.
  • Comprobación de las bolsas. La esterilización solo se habrá completado de forma correcta si la bolsa no presenta roturas y humedades.

esterilización instrumental clínica dental

En un protocolo de higiene también se incluye otro tipo de información relevante como las responsabilidades de cada miembro de la plantilla en relación a las pautas de limpieza, el tipo de productos empleados y en qué cantidad, la forma de organizar los procesos de higienización y las fechas en las que se han realizado. Las funciones de cada miembro de la plantilla deben estar muy bien diferenciadas para mantener un control eficiente del protocolo a nivel físico, químico y biológico.

Rutinas de limpieza en la consulta: cada día es un comienzo

Con independencia de la desinfección y esterilización de instrumentos, el protocolo de limpieza en la clínica dental contempla una serie de rutinas que deben llevarse a cabo de manera mecánica varias veces a lo largo de la jornada:

  • Desagüe/desinfección de la escupidera y de los sistemas de aspiración.
  • Desinfección de todas las superficies que han estado en contacto con el paciente. Bastará el empleo de un pulverizador, una bayeta y una solución de medio/bajo nivel.
  • Reemplazo de los terminales de aspiración tras la realización de cada tratamiento.
  • Limpieza general de todas las instalaciones (suelos y superficies) al final de cada día con una solución de lejía diluida.
  • Como complemento de estas limpiezas rutinarias se pueden emplear dispositivos para la purificación y la desinfección del aire que garantizan un ambiente bacteriológico mucho más seguro.
  • Clasificación y gestión de los residuos sanitarios peligrosos. Los contenedores en los que se almacenan estos deshechos son retirados por una empresa autorizada por la Agencia de Medio Ambiente.

Instalaciones, equipamiento e instrumental. Los protocolos de higiene y esterilización se extienden a todos los elementos que intervienen en la consulta del dentista. La pandemia no ha hecho sino intensificar unos estándares de limpieza y seguridad que ya existían. Unas pautas esenciales en cualquier actividad relacionada con la asistencia sanitaria que se basan en procedimientos científicos de eficacia 100% demostrada. ¿Necesitas visitar a tu dentista? Pide ya tu cita. Está todo dispuesto para que tu paso por consulta te resulte siempre cómodo, agradable y seguro.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba