Kit de limpieza dental para niños: el cuidado oral por etapas

La higiene de dientes y encías es un aspecto clave de la salud bucodental, que debe abordarse desde la infancia. Los productos de higiene bucal infantil y los buenos hábitos para su uso favorecen al desarrollo saludable de la boca y previenen problemas y enfermedades durante la edad adulta. ¿Tienes claro cómo y cuándo hay que empezar a usarlos?

¿Existen diferencias entre la profilaxis dental en niños y en adultos?

Las características de la boca de los niños no son iguales a las de las bocas de los adultos. No obstante, las pautas de higiene bucodental deben ser una constante en todas las etapas de la vida. Para adquirir unos buenos hábitos de limpieza hay que trabajarlos desde edades tempranas, siempre prestando atención a aquellos aspectos que resultan más relevantes en cada etapa.

Los odontopediatras recomiendan que la primera revisión se haga entre 1 y 3 años de edad para comprobar la evolución de la primera dentición. No hay que esperar a que se manifiesten problemas en la boca para realizar una de estas revisiones, ya que su principal objetivo es la prevención.

Kit de limpieza dental para niños

A partir de los 3 años se pueden empezar a planificar visitas periódicas anuales, como en el caso de los adultos, para forjar el hábito de “la visita al dentista”, perder el miedo y realizar una limpieza en profundidad.

Las bocas de los niños no están exentas de que pueda formarse placa bacteriana.

Cuando la dentadura ya está completamente formada, este problema se puede abordar con la profilaxis dental, igual que en una boca adulta. En los niños más pequeños se suelen emplear unos cepillos específicos y, cuando son algo más grandes, los instrumentos sónicos habituales en las limpiezas de dentaduras adultas, aparte de la aplicación de fluoruro en función de las necesidades de cada paciente.

Detectando manchas

Así como el sarro es un problema común en niños y adultos, algunas tinciones son propias de la etapa infantil y no son problemáticas. Por lo general, son cuadros benignos asociados a cuestiones metabólicas y del desarrollo, o a factores exógenos como algunos medicamentos.

Por otro lado están las denominadas manchas cromógenas, con especial prevalencia en la infancia. Estas se distribuyen en forma de líneas o puntos de color oscuro, muy cerca de la línea de la encía. Cuando aparecen, suelen afectar a todos los dientes, tanto a los de dentición decidua como a las piezas definitivas. No se eliminan con el cepillado y, aunque lo normal es que acaben desapareciendo por sí solas, en ocasiones es necesario recurrir a la realización de limpiezas periódicas con más frecuencia.

A día de hoy no existe ningún tratamiento preventivo frente a la aparición de estas pigmentaciones.

Cualquier mancha en la boca es motivo de consulta. Solo un profesional puede realizar una valoración del alcance del problema, determinar sus causas y establecer un plan de tratamiento. Además, conviene tenerlas bajo control para evitar que se confundan con caries o determinar si son advertencia de su eventual aparición.

La única forma de eliminar estas tinciones es mediante las limpiezas en profundidad en la consulta del dentista, pero a edades muy tempranas no se puede garantizar que las manchas no vuelvan a aparecer pasado un tiempo.

Cuidado dental por etapas

Productos de higiene bucal infantil que no deberían faltar en casa

Es conveniente abordar el tema de la higiene bucal infantil por etapas. Durante la infancia se producen muchos cambios en la morfología de la boca y estos obligan a emplear técnicas y productos específicos. El kit de limpieza dental evoluciona conforme los niños se hacen mayores y en este desarrollo hasta la etapa adulta se distinguen cinco fases diferentes.

1. Bebés y primeros dientes

El hecho de no tener dientes no implica que las bocas de los bebés no requieran de ciertas pautas de higiene. El cuidado de las encías es fundamental para que la primera dentición se complete con éxito. Para ello, basta con limpiarlas con una gasa húmeda y emplear un estimulador de encías que favorezca a la erupción dentaria.

Una vez que empiezan a aparecer los dientes, hay que aumentar los cuidados. Los dientes de los bebés se pueden cepillar dos veces al día con un pequeño cepillo de cerdas muy suaves y un poco de agua. En la farmacia encontrarás los cepillos más adecuados para esta primera etapa.

2. De 2 a 5 años

Esta etapa se corresponde con la formación de la dentadura de leche completa. Este incremento en el número de dientes en la boca supone también un incremento de los riesgos asociados a las enfermedades bucodentales, por lo que hay que poner en práctica los primeros hábitos de higiene. Aunque es recomendable que los padres se sigan encargando, ya se puede animar a los niños para que vayan tomando parte activa en el proceso.

En su kit de limpieza no debe faltar un cepillo infantil (pequeños, blandos y de colores llamativos) y pasta de dientes, de la que se empleará una cantidad muy pequeña, similar a la del tamaño de un guisante. Hasta los 2 años se recomiendan las pastas de dientes con 500 ppm de flúor, y a partir de esta edad con 1.000 ppm de flúor. Este ingrediente es esencial para la buena salud del esmalte dental, la prevención de las caries y el bloqueo de la proliferación de bacterias.

3. De 5 a 8 años

Es el momento de consolidar las rutinas de higiene y agregar un nuevo elemento al kit de limpieza oral: el hilo dental. Para iniciarse en esta nueva práctica se suele emplear el hilo dental con sabor, que resulta más agradable y despierta la curiosidad de los niños.

Por otro lado, es importante mantener la motivación durante las rutinas de limpieza. Existen numerosas técnicas y aplicaciones móviles para fomentar estos hábitos de un modo lúdico y divertido. Una buena idea es poner una canción mientras se lavan los dientes. De este modo se garantiza que el cepillado dure aproximadamente dos minutos.

4. De 8 a 12 años

Los dientes entran en una nueva etapa y también las rutinas de limpieza. Los comedores escolares, las excursiones de varios días, las actividades deportivas… Lo ideal es que a estas edades los niños ya dispongan de un kit de limpieza personal que puedan llevar siempre encima y que no se limite a la higiene bucodental en casa.

En esta nueva selección de productos para cuidar de dientes y encías se puede introducir el cepillo eléctrico. Es importante escoger un cepillo de movimientos suaves y enseñar antes las pautas básicas para un uso correcto. También es interesante que comiencen las visitas periódicas al dentista. Es durante esta etapa cuando los dientes empiezan a desplazarse y la valoración temprana de la alineación y de la mordida puede evitar problemas futuros.

5. De 12 a 18 años

La adolescencia es una etapa de grandes cambios, también desde el punto de vista de la salud bucodental. A pesar de que ya se conocen las pautas de higiene, es la etapa en la que más suele descuidarse la limpieza de los dientes y en consecuencia, las edades en las que hay una mayor proliferación de caries.

Los cambios en las rutinas diarias y en la alimentación también influyen. Para mantener a raya las posibles enfermedades de la boca y la formación de placa bacteriana, habrá que incluir entre los elementos de la limpieza habitual el colutorio. Los enjuagues bucales no solo son un estupendo complemento para la higiene de la boca sino que, en momentos puntuales, pueden simplificar las rutinas de limpieza y ayudar a mantener una sonrisa más fresca y saludable.

Los cuidados bucodentales de los niños deben empezar a edades tempranas. Así como las rutinas de higiene se crean en casa, la supervisión de un correcto desarrollo de la dentadura es tarea de los profesionales, motivo por el que no deben descuidarse las visitas al dentista. Manchas, sarro, caries y anomalías en la mordida son problemas frecuentes tanto en las dentaduras deciduas como en las definitivas. Las revisiones, los buenos hábitos y un kit de limpieza bucodental adaptado a cada edad servirán para mantenerlos a raya durante todas las etapas de la vida.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba