Cómo mantener la salud dental durante las vacaciones

Cuando abandonas tus rutinas diarias para disfrutar de unos días libres fuera de casa, es bastante común relajarse también en lo que respecta a la higiene bucal. Pero no te confundas. La salud de tus dientes no se va de vacaciones y es frente a estos cambios de hábitos cuando más atención deberías prestar al cuidado bucodental.

Una rutina que no debes romper

La higiene de la boca está tan integrada en nuestras rutinas que cuando introducimos alguna modificación en nuestros hábitos de vida, esta también tiende a verse afectada. Con las vacaciones y el abandono de horarios, costumbres y obligaciones, es probable que esos momentos que destinamos al cuidado de la boca también cambien de posición en el orden de prioridades de la jornada.

La primera regla para garantizar la salud dental durante las vacaciones es la de mantener ese espacio diario para la limpieza de los dientes y no tomarse ni una sola jornada de descanso.

El horario con respecto al lavado bucodental puede variar, por supuesto. En días en los que no hay que trabajar, es más habitual levantarse y acostarse más tarde. Lo que no puede variar es la regularidad con la que le das a tu dentadura los cuidados que se merece. Pese a que tú estés disfrutando de unos días libres, las bacterias y los gérmenes que atacan tu dentadura siguen trabajando.

vacaciones cuidar dientes

Prepara el neceser para cuidar de tus dientes en vacaciones

Hacer bien la maleta es una de las prioridades de todo viajero. De ello depende en gran medida el éxito de unas vacaciones y lo cómodo que te vas a sentir durante esos días de descanso. También influye de manera significativa en la salud de tus dientes: cuanto más tiempo dediques a completar tu neceser como es debido, mayores serán las garantías de que tus dientes no sufran con el cambio.

Aparte de todos aquellos productos y utensilios que empleas con asiduidad en la higiene de tu boca, no debes olvidar que las férulas nocturnas o las gomas para tus brackets también forman parte del pack. Y, por supuesto, si planeas unas vacaciones de varias semanas y estás perfeccionando tu sonrisa con un tratamiento de ortodoncia invisible, debes pedir a tu dentista las férulas que te corresponda llevar durante ese periodo.

Ya entrados en materia y dispuestos a disfrutar de los ansiados días de vacaciones, también es conveniente llevar siempre en el bolso o en la mochila un pequeño kit de higiene dental. De este modo, puedes cepillarte los dientes o emplear hilo dental después de las comidas cuando estés fuera de tu alojamiento, una situación bastante común en esta época del año.

La alimentación y la salud dental en vacaciones

La época estival suele ser un periodo de excesos en la dieta. En esos momentos de relax y de ruptura con lo cotidiano es más frecuente caer en todo este tipo de tentaciones calóricas y azucaradas que se tratan de evitar el resto del año. Tu boca también se resiente frente a esos cambios y es por eso que la salud dental durante las vacaciones tiende a estar en riesgo. Si, además, olvidas tus rutinas de limpieza oral durante estos días, las consecuencias no tardarán en aparecer en forma de complicaciones en tu boca.

  • El mal aliento o la halitosis como consecuencia de la acumulación de comida en los espacios interdentales.
  • La acumulación de placa en la línea de las encías.
  • La aparición de caries por un exceso de alimentos dulces en la dieta.
  • La gingivitis o sangrado de las encías debido a su inflamación.
  • Otros problemas periodontales de diversa gravedad.

Algunas de las consecuencias de una higiene dental irregular durante las vacaciones son inmediatas, pero otras tardarán un tiempo en manifestarse. Por este motivo es importante no confiarse. Aunque creas que tu boca no está notando esa merma en las rutinas de higiene, cada vez que pasas por alto la higiene bucodental, estás poniendo en riesgo la salud de tus dientes y encías.

Consejos para prevenir los problemas dentales durante las vacaciones

No hace falta que te lleves todas estas pautas de higiene apuntadas en un post-it y que las pegues en el espejo del baño de tu hotel. Bastará con que las leas, las entiendas y las introduzcas entre tus prácticas habituales durante estas vacaciones.

Cuidado dental vacaciones

Son solo pequeños detalles, pero si los tienes en cuenta te ayudarán a que los despistes con el cepillado no te pasen factura.

  • Evita las bebidas azucaradas en la medida de lo posible. No son buenas ni para tu dieta ni para tu dentadura. Si no puedes prescindir de ellas, recuerda que el problema del azúcar y los dientes no está en la cantidad sino en la frecuencia. Si tomas más azúcar, deberás cepillarte más los dientes.
  • Mantente hidratado. Beber agua es fundamental para evitar infecciones en la boca. La saliva se mantiene en activo y las bacterias lo tienen más complicado para salirse con la suya. Y cuando el calor apriete y reseque tus labios, no olvides que la hidratación de la piel no es solo una cuestión estética sino de salud. Utiliza bálsamos y cacaos labiales para evitar que se agrieten.
  • Recurre a los chicles sin azúcar si no puedes cepillarte los dientes. Por orden de importancia, lo primero sería el cepillado, lo segundo beber mucha agua y lo tercero, cuando las circunstancias lo exigen, mascar chicles sin azúcar. Además de que ayudan a generar un mayor flujo de saliva en la boca, harán que los restos de comida se desprendan de los dientes.
  • Presta atención a los cambios de temperatura. Las bebidas frías son mucho más apetecibles en esta época del año pero pueden resultar molestas. Si padeces de hipersensibilidad dental no te interesa consumir productos que estén demasiado fríos o demasiado calientes.
  • Ve pensando en la vuelta. El regreso de las vacaciones es un buen momento para someterse a la revisión en el dentista y a la limpieza bucodental anual. Si has cometido algún error durante los meses de verano siempre podrás ponerle remedio con el asesoramiento de un profesional y dejar tu dentadura reluciente de cara a las próximas fiestas. La Navidad no tardará en llegar y con ella un nuevo reto para la salud de tus dientes.

¿No te parece que las vacaciones son un buen pretexto para sonreír? Luce una dentadura perfecta este verano no dejándote en casa tus rutinas de higiene bucal.

5/5 (2 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Ir arriba

¡Qué bien tenerte por aquí! Comentarte que esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Haz clic sobre el botón para aceptar nuestra política de cookies.