Buenas prácticas en el uso de la ortodoncia removible

La ortodoncia removible se ha consolidado como uno de los tratamientos de alineado dental más discretos y efectivos para adultos y niños. No obstante, para que la experiencia de uso sea efectiva, es imprescindible cumplir una serie de requisitos. Estos consejos te van a ayudar a sacar el máximo partido a este sistema y garantizar su buen mantenimiento.

¿Hay alguna diferencia en la higiene bucal cuando llevas ortodoncia removible?

Mantener una buena higiene bucal siempre es importante. Pero si, además, te sometes a un tratamiento de ortodoncia de quita y pon, no solo quieres que tus dientes estén bien alineados, sino aprovechar también las ventajas de este método para mantener tus rutinas de higiene sin cambios sustanciales: puedes seguir combinando el cepillado con el uso de colutorios, hilo dental y/o cepillos interproximales.

¿Dónde notas los verdaderos cambios? El sistema corrector Invisalign corrige la mordida y la alineación dental mediante el empleo de férulas transparentes. Tras la realización de un estudio pormenorizado de la boca, un avanzado software ayuda a desarrollar un plan de tratamiento con simulación del avance, de principio a fin, y a la medida de cada paciente.

La principal diferencia frente a los sistemas convencionales es que la alineación de los dientes se lleva a cabo mediante el empleo de férulas muy discretas que se colocan directamente sobre la dentadura. Cada 1-2 semanas estas férulas se reemplazan por unas nuevas en las que el diseño del molde ha cambiado de forma inapreciable para la vista. Pero esas pequeñas modificaciones son las que permiten que los dientes se vayan desplazando hacia su posición adecuada.

La duración del tratamiento va a depender de las condiciones en las que se encuentre la boca del paciente, pero el tiempo medio en casos moderados es de 12 a 18 meses y de hasta 24 meses en casos severos, siempre con un uso diario de 22 horas.

Buenas prácticas en el uso de la ortodoncia invisible

Ventajas del sistema de ortodoncia removible

  • Pasa inadvertido en tu boca, ¡como si no llevaras nada!
  • Realiza un trabajo de precisión sobre tu dentadura y lo habitual es que actúe más rápido que las ortodoncias tradicionales.
  • Encaja perfectamente en la boca y rara vez provoca llagas o rozaduras.
  • Puedes comer todo tipo de alimentos, siempre que te quites antes los alineadores.
  • Es la alternativa de ortodoncia más higiénica.

¿Qué hábitos debes evitar?

  • Es un buen momento para plantearse dejar de fumar. Si fumas con tus alineadores puestos pueden volverse opacos y afearán tu sonrisa, además de que se compromete la efectividad y rapidez del tratamiento.
  • Lo ideal es beber solo agua cuando llevas las férulas colocadas y no ingerir ningún tipo de alimento durante esas horas. No obstante, es cierto que las bebidas frías e incoloras (por ejemplo, una limonada) no afectan tanto a los alineadores removibles como si tomas café.
  • Nada de caramelos. Aunque no los vayas a masticar, las texturas pegajosas son un problema para la integridad de las férulas. Por descontado, los chicles prohibidos.
  • Ojo con las bebidas muy calientes. Aunque las infusiones sin taninos no afecten a la coloración del esmalte de los dientes y, por tanto, tampoco a la transparencia de los alineadores, el calor puede deformarlos y hacer que pierdan efectividad a la hora de mover la posición de tus dientes del modo adecuado.
  • No intentes abrir una botella con los dientes, no te muerdas las uñas y no mordisquees bolígrafos ni lapiceros. Si todas esas costumbres son ya perjudiciales para tu dentadura, más lo son para tus alineadores de ortodoncia.

Importancia de limpiar tus alineadores de quita y pon

El hecho de que las férulas se cambien cada dos semanas aproximadamente no implica que no tengas que esmerarte en su mantenimiento. Muchos usuarios se olvidan de limpiar sus correctores antes de volver a colocarlos sobre los dientes, consiguiendo que pierdan transparencia y el tratamiento sea menos discreto, además de que la falta de higiene puede afectar a tu salud bucodental y provocar mal aliento.

¿Cómo limpiar los correctores?

Más allá de la eliminación de los hábitos perjudiciales y las malas costumbres, el uso de ortodoncia removible exige unas pautas regulares de limpieza y mantenimiento. Es posible que al comienzo te resulten algo aparatosas, pero en cuanto te acostumbres a ellas las vas a realizar de forma automática y no te llevará más de un par de minutos.

Esta es una guía básica para el mantenimiento de tu ortodoncia de quita y pon:

  • Lava siempre las férulas antes de colocártelas. Puesto que la recomendación es que te las quites solo para comer, esto supone que vas a tener que lavarlas después de cada comida.
  • Aprovecha el momento de lavarte los dientes para limpiar tu ortodoncia. Eso sí, utiliza cepillos diferentes: uno para tu dentadura y otro para las férulas.
  • Si no tienes opción de lavarte los dientes y los alineadores después de habértelos quitado para comer o tomar algo, enjuágate la boca con agua tan bien como puedas antes de volver a colocártelos. En cuanto llegues a casa, recuerda hacer una buena limpieza de los dientes y correctores.
  • No emplees pasta de dientes ni colutorios. Estos productos que resultan tan efectivos para la higiene de tu boca pueden contener micropartículas que hagan que la superficie de las férulas pierdan transparencia y empiecen a verse algo más opacas. Utiliza solo agua fría y jabón neutro.
  • Inspecciona con meticulosidad el alineador antes de colocártelo. Es importante que te asegures de que no ha quedado ningún resto en la superficie y de que esta se conserva en perfectas condiciones.
  • Aunque en 1-2 semanas cambiarás de moldes, si observas que se opacan puedes emplear las pastillas efervescentes de limpieza que se venden en las farmacias. Las mismas que se emplean de forma habitual para limpiar las prótesis dentales, también se pueden emplear para dejar reluciente tu ortodoncia en cuestión de minutos. Nunca uses bicarbonato, ni carbón activado ni ningún otro método casero.
  • Guarda los alineadores siempre en su caja. Tanto por higiene como por seguridad, ese es el único lugar donde deberían estar cuando te los quites para comer. Llévala siempre encima por si surge el momento de tomar algo y te evitarás muchos problemas y despistes. Tener listo un pequeño kit de limpieza siempre que lleves bolso o mochila es lo más cómodo.

Aparato corrector

Que las férulas de los tratamientos de ortodoncia removible sean temporales no implica que puedas descuidar su limpieza. Es fundamental que las mantengas en perfectas condiciones, tanto para la higiene de tu boca en general como para que el tratamiento se desarrolle con garantías y no se note que llevas puesta una funda en los dientes. Si cumples con estas sencillas pautas de mantenimiento, el éxito de tu tratamiento empieza hoy.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 He leído y acepto la política de privacidad. *

Tiiz
Envíar
Ir arriba